Jugando al "de mí para mí"

Hace unos años en un concierto de Bebe me sorprendí con una canción, cuya letra reconocía pero que al cambiar totalmente la melodía el significado de su texto adquiría para mí mayor profundidad y calado. Era uno de los hits de mi infancia ochentera y pasó de ser una canción tontuela a ser toda una declaración de intenciones. 

Para darle una vuelta de tuerca más consciente, le llevo aplicando desde hace unas semanas el juego del "de mí para mí", que es un juego basado en Byron Katie y en la Canción de Amor Propio de Ismael Serrano y que consiste en reformular todas las canciones y pasar a primera persona tanto los sujetos como los objetos. El asunto es que salen cosas muy interesantes como en este caso:


Yo misma me señalo
Me apunto con el dedo
Susurra mis espaldas
Y a mi me importa un bledo
Que más me da
Si soy distinta a ellos
No soy de nadie
No tengo dueño
Yo sé que me critico

Me consta que me odio

 

La envidia me corroe
Mi vida me agobia
¿Por qué será?
Yo no tengo la culpa
Mi circunstancia me  insulta
Mi destino es el que yo decido
El que yo elijo para mí

¿A mí qué me importa lo que yo haga?

 

¿A mí qué me importa lo que yo diga?


Yo soy así y así seguiré
Nunca cambiaré

 

 

[...]

Quizá la culpa es mía
Por no seguir la norma
Ya es demasiado tarde
Para cambiar ahora
Me mantendré firme en mis convicciones
Reforzaré mis posiciones
Mi destino es el que yo decido
El que yo elijo para mí

A mí qué me importa lo que yo haga?
A mí qué me importa lo que yo diga?


Yo soy así y así seguiré
Nunca cambiaré

 

Al leer el texto reformulado me recordó a un par de descripciones magníficas de lo que es la mente. Una es de Eva Alfonso de su maravilloso libro recién editado por crowdfunding Bienvenid@ al mundo de las Mujeres Bellota y a la carta Mente del Tarot Zen de Osho:

 

Si te gustan estas ilustraciones y este poema son de un libro precioso y muy recomendable que puedes comprar a través de esta web.


De algo parecido habla Osho en su Tarot Zen:

Mente. Tarot Osho Zen


“Esta es la situación con tu mente: veo manillares de bicicleta y pedales, cosas extrañas, que has recogido de todas partes. Una mente tan pequeña… ¡y no queda espacio para que se pueda vivir dentro de ella! Y toda esta basura continúa moviéndose en tu mente; tu mente continúa hilando y tejiendo: te mantiene ocupado. Solamente piensa en el tipo de pensamientos que continúan dentro de tu mente. Un día, siéntate simplemente, cierra las puertas y escribe por media hora todo lo que pasa por tu mente y entonces comprenderás lo que quiero decir y te sorprenderás de ver lo que sucede dentro de tu mente. Siempre está ahí en el fondo, está ahí constantemente, te rodea como una nube. Con esta nube no puedes conocer la realidad, no puedes tener una percepción espiritual. Esta nube tiene que dejarse de lado y solamente con tu decisión de dejarla conseguirás que desaparezca. Tú estás agarrado a ella: la nube no tiene ningún interés en ti, recuérdalo.


Comentario:
Esto es lo que sucede cuando olvidamos que la mente está hecha para ser un sirviente y empezamos a dejar que gobierne nuestras vidas. La cabeza está llena de mecanismos, la boca vocifera y delira, y toda la atmósfera que nos rodea está siendo contaminada por esta fábrica de argumentos y opiniones. Pero tú dices: ‘Espera’, ‘la mente es lo que nos hace humanos, es la fuente de todo progreso, de todas las grandes verdades’. Si tu crees en esto, intenta un experimento: ve a tu habitación, cierra la puerta, pon una cinta para grabar y concédete el permiso de decir, de expresar todo lo que hay en tu mente. Si permites realmente que todo salga sin ninguna censura o control, te quedarás sorprendido con la cantidad de basura que arrojarás como un vómito. El Paje de las Nubes te está diciendo que alguien, en algún lugar, está atrapado en un ‘enredo mental’. Echa una mirada y asegúrate que no eres tu.”

Para los más clásicos incluyo la versión original de Alaska y alguna otra versión: