Body Talk: ¿Qué me está diciendo mi cuerpo?

Michael Brown : The Integration book

Hace un tiempo hice una traducción con el Google Tanslator de un capítulo sobre cómo interpretar los síntomas del cuerpo de un libro que me encantó. De Michael Brown es todo muy recomendable, pero el Proceso de la Presencia es simplemente la bomba...
 
Así que incluyo la traducción (seguro que tiene fallos, pero la revisé para salir del paso, os envío también el original en inglés) del capítulo que utilizo como guía para interpretar a mi cuerpo. Es del libro de Michael Brown: The art of Integration, que se puede descargar gratuitamente de su web. 

Lo que hago es que a partir del capítulo 16: Body Talk, intento descubrir qué me está intentando decir mi cuerpo. Para que me sirva de recordatorio, pego el texto del capítulo y subrayo lo que me resuena cada vez.

Agradezco a mi cuerpo físico por estar tan presente cuando mi cuerpo mental y emocional no lo consiguen

Gracias. Muchas gracias.
Un abrazo,
Noemí

Traducción del inglés al español (no profesional)

CAPÍTULO 16: La lengua del cuerpo
 
  
Yo rara vez uso de medicamentos 

Porque a partir de mi experiencia 

Esto es como colocar un tipo de mordaza en mi propio cuerpo. 
  
  
            
Nuestra respiración es uno de los amigos más fieles y útiles que tenemos en el mundo físico, debido a su poder para llevar rápidamente nuestra atención en el cuerpo y por lo tanto, el momento presente. Nuestra respiración se realiza siempre en el momento presente. No hay respiración en el pasado y no hay  respiración en el futuro. Retire el aliento por completo y no hay experiencia de vida en el reino físico, mental y emocional para cualquiera de nosotros. Para llevar rápidamente nuestra atención en el momento presente todos lo que se requiere es enfocar nuestra atención en la respiración. Al no detenerse, conscientemente o por la conexión en nuestra respiración y nuestra exhalaciones, podemos anclarnos en el momento presente por el tiempo que queramos. Otro maravilloso poder relacionado con la respiración es que no se puede respirar con tranquilidad y al mismo tiempo tener miedo. Si meditamos en estos dos aspectos de la respiración por un momento que será muy claro para usted que hay mucho que ganar mediante la regulación y en el dominio de su relación con la respiración. 

  

Siempre estaré agradecido a Kevin Costello por enseñarme a respirar conscientemente conectado porque es la herramienta que por sí sola me permitió empezar a volver a entrar en mi cuerpo físico. Hhay "ahí fuera" todo un mundo, pero hasta que no comenzamos a experimentar nuestra presencia interna mediante el anclaje a nosotros mismos "aquí dentro", no podemos darle ningún sentido. 

  

A los efectos de esta discusión no me voy a centrar en la respiración como un medio para activar la presencia, ya que están cubiertas completamente en el libro El proceso de la presencia. En lugar de eso me voy a centrar en el vehículo que lo contiene: el cuerpo. 

  

Un atributo de gran alcance del cuerpo es que no piensa y por lo tanto está más presente que nosotros, cuando nuestra atención se desvía fuera en el tiempo. ¿Qué quiero decir con cuando nuestra atención se desvía fuera en el tiempo? Simplemente esto: cuando estamos pensando en algo que va a pasar mañana, o algo que ya pasó ayer, entonces no estamos aquí, ahora, estamos en un lugar mental y emocional llamado "tiempo". Pasamos la mayor parte de nuestra experiencia de vida a la deriva en este lugar y como consecuencia pasmos la mayor parte de nuestra experiencia de vida fuera del cuerpo. Vivir en este lugar llamado tiempo es ahora un hábito aceptado y se considera un comportamiento "normal". De hecho, se anima a hacerlo. Se nos dice que planeemos nuestra vida, pero no se nos dice que estemos ahora. Logramos escapar repetidamente del momento presente mediante el uso de nuestra atención y nuestro propósito.Nuestra atención se refiere a lo que estamos pensando, mientras que nuestra intención se refiere a por qué estamos pensando en ello. Nuestra experiencia de toda la ilusión del "tiempo" se crea mediante el uso de nuestra atención e intención. El hecho de que pensamos en algo real que está sucediendo al mismo tiempo que habitamos este lugar es una pura ilusión. 

  

La condición que encontramos hoy para ser parte de lo que la humanidad llama mundo civilizado, requiere que pasemos la mayor parte de nuestra experiencia de vida fuera del cuerpo. Pasamos la mayor parte de nuestra experiencia de vida pensando en nuestro camino a través del campo de la mente infinita. Este es un comportamiento que ocurre independientemente del cuerpo físico, pero, no obstante, se refleja en su condición momento a momento. El cuerpo no puede estar "fuera del cuerpo ', pero podemos y pasamos la mayor parte de nuestra experiencia  desaparecido en combate'. El cuerpo es inteligente más allá de nuestra comprensión actual pero utiliza esta inteligencia para actuar en el momento presente, no para reflexionar sobre el ayer o un proyecto en el futuro. Actúa simplemente como un espejo, revelando la consecuencia suma de todo pensamiento que se despliega y toda emoción. Debido a que el cuerpo no contempla en el pasado o se proyecta hacia el futuro, siempre es el espejo del momento presente y muestra los síntomas de nuestros pensamientos y emociones en ese momento. El cuerpo simplemente responde física y químicamente en cada momento a nuestros pensamientos y emociones y por lo tanto nuestros sentimientos acerca de nosotros mismos y nuestra actitud hacia el estar en este mundo.En este sentido, el cuerpo es un continuo reflejo de lo que consciente e inconscientemente abrazamos como nuestras verdades. Esto hace que nuestro cuerpo físico sea un barómetro muy fiable de lo que realmente está pasando con nosotros, cómo vamos a la deriva habitualmente dentro y fuera de tiempo. Podemos leer nuestro propio cuerpo como un libro. 

  

Hay ciencias enteras o "acuerdos", como prefiero llamarlos, basadas en el concepto o la lectura del cuerpo, de la Iridología a la Reflexología o la Quiromancia. La mayoría de las partes de nuestro cuerpo, como manos, pies, cara, frente y las orejas pueden ser leídos y vistos como los fractales que representan el estado del conjunto. La comprensión de cómo esto es posible y cómo funciona es mejor explicarlo metafóricamente viendo el cuerpo como un holograma. Un holograma es una imagen tridimensional creada exclusivamente de la luz. Lo profundo de un holograma es que si usted toma cualquier parte de la imagen y lo pone a su tamaño completo aparecerá idéntica a la imagen completa y original de donde se tomó la parte. En otras palabras, cada parte de un holograma es idéntica a la imagen completa, a pesar de que puede ser diferente y única cuando se ve simplemente como una parte del todo. En este sentido, cualquier parte de nuestro cuerpo puede ser elegido como representante de toda si sabemos cómo leerlo como tal. 

  

Hace años, a través de la observación de mis propios síntomas y los de otros empecé a entender/integrar que, al igual que el universo lo hacía a diario, mi cuerpo me estaba hablando. A través de la observación y la experiencia se hizo evidente que los síntomas de mi cuerpo se manifestaban como una manera de llamar mi atención, estaba tratando de atraer a mi atención sobre aquello de lo que estaba pensando y sintiendo inconscientemente. La mayoría de estos pensamientos y sentimientos inconscientes se relacionaban con el pasado o el futuro proyectado, pero mi cuerpo estaba grabando sus efectos en el momento presente para que yo pudiera los observar como eventos físicos tangibles. Por lo tanto la interpretación en la LA LENGUA FONÉTICA de 'síntoma' es "algún tiempo (some time). Según esta definición los  'síntomas' son simples pedazos de tiempo que todavía no hemos integrado y que se están reflejando en nuestro cuerpo ahora mismo. Esta es otra razón por la cual no es necesario viajar atrás en el tiempo para saber lo que está pasando con nuestras emociones y nuestros procesos de pensamiento. Todo lo que tenemos que hacer es leer el cuerpo como está ahora. Esto es simplemente un proceso de aprendizaje de la lengua de nuestro cuerpo. 

  

La mayoría de nosotros hemos escuchado el término "lenguaje corporal". Este es un término que se refiere a la capacidad de leer el estado de bienestar físico, mental o emocional de una persona por su posición del cuerpo y postura. Hay muchos sanadores que han dado un paso más allá utilizando los síntomas físicos del cuerpo para hacer el diagnóstico mental y emocional con el fin de determinar las causas de las enfermedades espirituales. Abrazo este enfoque completamente dado que yo mismo lo uso. Sin embargo, tengo algunos problemas para entregarme a estos sanadores y su enfoque. 

  

En primer lugar, su insistencia en que están accediendo a las causas espirituales de los síntomas. Tengo entendido que el Espíritu es esa parte de nosotros que fue creado por Dios y por consecuencia es eterno, inmutable, perfecto, entero y uno. A la luz de esto, nuestro espíritu no "causa" nada y no es cambiado a través de nada de lo que sucede en nuestra experiencia física, mental y emocional. Por esta razón, y también teniendo en cuenta EL CAMINO DE LA CONCIENCIA, prefiero acceder a las causas emocionales de todos los síntomas. Por supuesto que estoy siendo un Leo aquí. Si creemos que podemos alterar lo que Dios creó perfecto, por supuesto, que tenemos derecho a nuestras creencias. 

  

También lucho por comprender cómo algunos de estos profesionales correlacionan algunos de los síntomas que recogen con sus diagnósticos asociados. Pero esto está bien, este no es el problema que tengo con su enfoque. Está bien que yo no entiendo cómo se correlacionan los síntomas y las causas porque no tengo que entender el cómo y por qué de estos métodos de trabajo de diagnóstico para estos profesionales específicos. Al fin y al cabo, estos son los acuerdos que estos profesionales han hecho con los universos en cuanto a cómo leer su propio lenguaje corporal, y por lo tanto la forma en que lee todos los demás cuerpos que aparecen en su experiencia de vida. Estos acuerdos son válidos para ellos y para nosotros, pero sólo si elegimos establecer el mismo acuerdo con el universo. 

  

Lo siguiente que cuestiono es si estos sanadores particulares consideran su técnica de diagnóstico como la VERDAD de todas las relaciones entre los síntomas del cuerpo y sus causas. Luego sacan un libro diciendo "estas son las causas de estos síntomas". Aquí es donde me siento que han perdido la razón por completo, ya que no han integrado que la naturaleza es muy flexible y refleja de manera personal nuestras experiencias en este universo. No son la integración de que todos vemos exactamente lo que estamos buscando. Todos vemos lo que abrazamos como nuestra verdad. Lo que no entienden es que su sistema de diagnóstico es su verdad. El hecho de que funciona para ellos no lo convierte en una verdad universal. Sólo se convierte en verdad para nosotros si conscientemente adoptamos su procedimiento como nuestra verdad también. Si elegimos un acuerdo diferente con el universo con respecto a lo que nuestros síntomas nos dicen acerca de nuestros pensamientos y emociones, a continuación, que trabajan para nosotros la forma más eficiente su acuerdo personal trabaja para ellos. Usted ver a Dios es inteligente, él diseñó esta experiencia simulada de tal forma que ofrezca a todos la oportunidad de estar en lo cierto! Esto es lo que le hace tan justo. 

  

En otras palabras, lo que estoy diciendo es que Freud y Jung sólo se convirtieron en "sumos sacerdotes" de la religión, el psicoanálisis porque la mayoría de la gente era en general bastante perezoso, crédulos y están sufriendo de una clara falta de iniciativa personal. Sobre todo las zonas propensas a los campos de la psiquiatría y el psicoanálisis, que les gusta sentarse todo el día y el chat, cobrando generosamente por hora y para asegurar que su enfoque analítico implica por lo menos algunos años de su dependencia de los pacientes. Freud y Jung hizo este tipo de carrera posible para muchos. 

  

La situación lamentable es que en lugar de ser enseñado a buscar y hacer sus propios acuerdos con el universo, muchas personas que están interesadas en una vida de servicio recibe dirigido a los centros de enseñanza en la vida de los demás a continuación. Terminan descartando sus propias mentes a favor de adoptar la mentalidad de Freud o Jung, o alguien que ha establecido un acuerdo viable con su experiencia del universo. Freud y Jung vieron exactamente lo que estaban buscando,igual que hizo Einstein, por lo que hizo Newton y también lo hizo Gandhi. Y en ese sentido, yo también lo hago. No hace LA VERDAD, sino que simplemente hace que sea un acuerdo viable. 

  

Dentro de esta integración sencilla está tanto el poder y la impotencia de la humanidad.El poder sólo se activa al hacer el esfuerzo, por ser curioso y lo suficientemente valientes como para establecer nuestros propios acuerdos. Sólo de esta manera podemos tener nuestras propias experiencias de vida. Sólo de esta manera podemos realmente estar vivos. Al seguir ciegamente los acuerdos de otros y no simplemente seguir su camino. Como Don Juan le dijo a Carlos Castaneda, "No importa que camino que elijamos, empezamos en ninguna parte (ahora aquí: nowhere = now here) y terminamos en ninguna parte (ahora aquí)". La única pregunta es: ¿elegimos un camino del corazón, o no ?"Aquellos que ciegamente siguen el camino de otro siguen adelante (ahead) y consiguen una cabeza (a head), pero no pueden tener corazón (head vs. heart). Pueden tener una mente espectacular, pero se perderá el toque hermoso de la vida. Se puede analizar y discutir la validez de la ruta de acceso de otra persona hasta el final de los tiempos, pero no pueden probar el valor de sus propias convicciones. Ellos pueden hacer la vida, pero no pueden estar con vida.Siguiendo otro camino que nunca será capaz de proclamar, como Frank Sinatra cantaba ", lo hice a mi manera." 

 
http://www.youtube.com/watch?v=6E2hYDIFDIU 

Oh, sí, tengo un problema más acerca de los sanadores y sus medios de diagnóstico.Y mientras escribo esto me deja también que estoy usando 'problema' de la palabra deliberadamente. En primer lugar porque se trata de un diagnóstico de los síntomas, y en segundo lugar porque es divertido para decirlo con la lengua firmemente incrustada en mi mejilla. Mi tercer punto es que también he oído y leído que muchos profesionales han adivinado sus sistemas de diagnóstico del cuerpo síntoma psíquico, o a través de la canalización, que también puede aceptar. Jean Holanda, a quien mencioné en la introducción a este libro, es un canal. Así que no tengo "problemas" con canales auténticos. 

  

Mi reserva con el planteamiento de las técnicas de adivinación  y diagnóstico de síntomas físicamente o a través de la canalización es que se trata de des-empoderamiento para el resto de nosotros la gente común, porque tenemos que confiar en su intuición psíquica o aceptar la palabra de su 'canal' para ello. Esto hace que la base de su técnica de diagnóstico un tanto misteriosa, que de nuevo pone la barrera de nosotros no ser capaces de aplicarla a través de nuestro propio entendimiento. Simplemente estamos pidiendo que acepte su 'saber'. No hay ninguna "buena" razón de ser misterioso en nada. Misterio es el arte de 'ocultar' cosas con el fin de mantener la superioridad o manipular. O bien, porque "lo inventó", por lo que no puede explicar cómo hemos llegado desde el punto A al punto B. Abogar por el misterio no es diferente a defender la segregación. No hay ningún misterio en la Unidad y no hay unidad en el misterio. Religiones ascienden y caen por la naturaleza precaria de tales tácticas creencia ciega. Lo mismo ocurre con nuestros egos. 

  

Muy bien, así que he tenido mis más y mis menos con los sanadores, los psiquiatras y el psicoanálisis en general y con suerte se puede degustar el humor que fluye a través de todo. Si no es así, son, evidentemente, un sanador muy serio, analista o facilitador. Lamentablemente, Dios no nos puede ayudar con 'La autoimportancia personal ". 

  

Volvamos ahora a la discusión sobre el magnífico cuerpo físico con el que se han adornado nuestros espíritus en este universo y comenzar a abrir nuestra mente a las infinitas posibilidades de establecer un medio para comunicarse con él.Personalmente, cuando me acerco a esa tarea, prefiero que acudir a lo que es obvio y por ello he desarrollado un proceso de diagnóstico de los síntomas del cuerpo que se basa en el sentido común, las metáforas y el lenguaje fonético. En otras palabras, nada nuevo. Porque esto es mi cuerpo, que me siento inclinado a tomar demasiado en serio, yo también incorporo una saludable porción de diversión: una consecuencia inevitable de LA LENGUA FUN-NETIC! (fonética, fun=divertida)  Mi sistema es fácil de entender y una vez que lo recibe, tiene sentido común. Lo que es más, no es nueva porque la usamos inconscientemente todos los días en nuestra manera de hablar. Una vez más, permítanme ser claro que mi sistema no es la verdad, es simplemente que estoy de acuerdo con el universo en cuanto a cómo elegir a comunicar con mi cuerpo y por lo tanto con todos los cuerpos que aparecen en mi experiencia de vida. Así que esta es: 

  

Mi acuerdo con el universo de cómo me comunico con mi cuerpo y todos los demás órganos en mi experiencia de los estados que todo lo que la experiencia en todo, sobre o dentro de mi cuerpo es mi cuerpo deliberadamente comunicarse conmigo. Al igual que con mis interacciones con mi mundo exterior, no hay accidentes, cuando se trata de mi cuerpo. Cada evento y circunstancia relacionado con mi cuerpo físico tiene un significado y no pasa deliberadamente. Esto incluye todos los dolores, el dolor, a los arañazos, golpes, aparentemente accidental o picazón. Sin eventos o experiencia se excluye de este nuevo acuerdo con el universo. Por lo tanto, no puede elegir ser selectivo cuando mi cuerpo se comunica conmigo y cuando no lo es. Si estoy siendo selectivo es porque no estoy preparado para hacer frente a la información, sin embargo, o que simplemente no quieren saber. O bien, es porque estoy inconsciente ya la deriva en el tiempo hasta el punto que han olvidado que hasta tengo un acuerdo con el universo sobre cómo comunicarse con mi cuerpo. 

  
Permítanme explicarles los fundamentos de cómo me leído mi cuerpo. Una vez que conseguir que, si les gusta, se puede adaptar-hacer un diálogo con su propio cuerpo y los cuerpos a su alrededor de acuerdo con el modo de usar el sentido común, las metáforas y la fonética. Una vez que haya llegado a un acuerdo con el universo en cuanto a cómo va a comunicarse con su cuerpo, este acuerdo se instalará de ese modo. No sólo va a ser capaz de comunicarse con su propio cuerpo, pero como ya he escrito, este acuerdo con el universo también le permitirá comunicarse con todos los cuerpos físicos en su experiencia de vida. Si usted es un practicante de las artes curativas podrá automáticamente hablar usted con los órganos de su cliente de acuerdo con su contrato con el universo. Por lo tanto, será capaz de leerlos como los libros. 

Así, de acuerdo con mi contrato así es como me leo mi cuerpo: 

  

La parte frontal de mi cuerpo representa el futuro y la trasera el pasado. La mitad derecha de mi cuerpo es mi lado masculino, que se refiere a las cuestiones de padre/ hermanos en un plano y con problemas con Dios en el otro. El lado izquierdo de mi cuerpo es mi lado femenino y se refiere a las cuestiones de la madre/ de la hermana en un plano y con los problemas con la diosa en el otro. Mis piernas, en general, están relacionadas con cómo estoy metafóricamente caminando mi camino por la vida. Mis brazos, en general, están relacionados con el propósito de mi vida o el trabajo. Mi área del estómago se relaciona con cómo estoy digiriendo las experiencias que estoy teniendo en mi vida - en si puedo digerir algo o no. Mi área del pecho se refiere siempre al fondo/corazón de la cuestión. 

  

Mi espina dorsal se relaciona con el apoyo que estoy sintiendo del mundo o cómo me estoy apoyando en el mundo. La parte inferior de la espalda se refiere más a la raíz de problemas físicos como la supervivencia, o el dinero, mientras que la parte superior de la espalda se relaciona más con problemas emocionales basados en mis sistemas de apoyo emocional y mi capacidad de recibir amor incondicional. Mi plexo solar se relaciona con las cuestiones relacionadas con el poder personal y autoridad. El área directamente en frente de mi corazón representa mi capacidad de dar amor incondicional, mientras que el área entre mis omóplatos representa mi capacidad de recibir amor. 

  

El área entre mis omóplatos es donde guardo 'toda mi basura "porque no importa lo mucho que me dé la vuelta, no lo puedo ver. Entre mis omóplatos es también donde mi abono se queda para el crecimiento. Cuando me ocupo de mi basura y la convierto en abono fértil es en esta área que mis alas metafóricamente brotan y se extienden, de modo que pueda volar. 

  

Mis hombros se relacionan con cómo me estoy llevando a mí mismo en el mundo, o si he decidido cargar yo el mundo. Mi área del cuello se relaciona con mi voz y lo mucho que estoy dispuesto a exponerme (a jugarme el cuello) por lo que abrazo como verdad. Mi rostro representa a las máscaras que uso o las caras / máscaras que estoy mostrando a mi mundo. Mi cara también representa cómo me veo a mí mismo. 

  

Entonces podemos ser más específicos. Mis pies están relacionados con la forma en la que estoy agarrado "a la tierra '. Mi pantorrillas (en inglés es la misma palabra también para terneros) son sobre temas infantiles, porque un ternero es hijo de una vaca. Mi espinillas están relacionadas con cosas que evito (juego de palabras en inglés con shin y el verbo shun). Mis rodillas están relacionadas con las áreas de necesidad. Mis caderas se relacionan con la flexibilidad con la que estoy en el mundo - o con cuán a la moda estoy (juego de alabras entre cadera-hip y ser hip, tipo hippie). Mi ano se relaciona con cómo me ocupo de mi mierda, por así decirlo. Mi orina siempre refleja el estado en el que estoy. Mi órgano sexual se refiere a mis problemas en torno a la potencia o la impotencia, así como a las cuestiones relacionadas con la creatividad. 

  

Cada uno de mis dedos se relaciona con los nombres que ya tienen. Mis pulgares están relacionados con la aprobación, como en "pulgares arriba" o "pulgares hacia abajo". Mi dedo índice está relacionado con cuestiones en torno a la culpa o acusación o la difusión de la responsabilidad. Mi dedo corazón se relaciona con la reacción, la ira o la blasfemia, o profandad, como en "darle a alguien el dedo" (no entiendo esto del inglés :-( ). Mi dedo anular está relacionado con cuestiones relativas a la lealtad, las relaciones y el compromiso. Mi dedo meñique tiene que ver con cuestiones de autoestima. Mis uñas están relacionadas clavarse en cualquiera de los temas de acuerdo con qué dedo sea (juego de palabras entre uña y clavo). 

  

Mis muñecas están relacionadas con riesgos. Los codos están relacionados con el esfuerzo y la determinación en torno a mi propósito o trabajo. Mis hombros tienen que ver con 'arrimar el hombro"o" llevar el mundo sobre mis hombros ". Mi cuello también puede estar relacionado con cuestiones de "ser insoportable" (juego de palabras con una expresión en inglés "ser un dolor en el cuello") o con el coraje y la convicción, como en 'jugarse el cuello por alguien". 

  

Mis labios y la lengua tienen que ver con mi discurso y mi uso de la palabra. Mis labios están también relacionados con el estado de ánimo y por lo tanto contenido emocional, como sonreír o mostrar mal humor. Mis oídos tienen que ver con la audición y mi capacidad de escuchar lo que oigo. Mi nariz se trata acerca de las cosas "que sé" (juego de palabras entre nose- nariz y saber- know), o que "no quiero saber" (el mismo juego). Mis ojos tratan sobre la manera en que veo en mi mundo y cómo decido lo que veo, o la manera en que elijo no ver. Mis dientes se relacionan con cómo me estoy mordiendo mi realidad, como en 'mordiendo más de lo que puede masticar" (expresión en inglés). Al igual que mis dedos cada uno de mis dientes individuales cuentan una historia de acuerdo a sus nombres aceptados, como en mis muelas del juicio o mis colmillos (en inglés se dice: los dientes-ojo). Mis senos (de la sinusitis) tratan del llanto interior. Mis senos me dicen si estoy frenando emociones que sería mejor liberar. La señal por las lágrimas reprimidas es la sinusitis. (Trata de decir que diez veces muy rápido! Juego fonético este señal- sign y senos- senuses) 

  

El picor es relacionado con deseos insatisfechos. Los rasguños se relacionan con cuestiones superficiales que asoman a última hora por la superficie, mientras que las heridas de verdad que tienen sangre están relacionadas con acercarse a traumas emocionales. Los moratones están asociados a problemas emocionales que están justo debajo de la superficie y los huesos rotos simbolizan roturas graves en mi experiencia en relación con cualquier área del cuerpo en que se produzcan. Las cicatrices son precisamente eso (en inglés la misma palabra para cicatriz y señal). 

  

Así que esto le da una comprensión básica del vocabulario que comparto con mi cuerpo. Quiero volver a dejar claro que no estoy diciendo que esto es lo que es para todos. Eso sería perder el punto de "llegar a acuerdos con el universo". Lo que estoy diciendo es que así es como he acordado la comunicación entre el cuerpo en el que estoy y yo mismo. Se trata de un acuerdo y una vez que el acuerdo se hace lo hago vivo. Lo mismo ocurre con mi cuerpo y esto nos permite tener una relación consciente entre nosotros sobre la base de una comunicación clara y humorística muy a menudo. Porque tengo este acuerdo con el universo de cómo me comunico con mi cuerpo, es por eso que también me permite leer el cuerpo de otros utilizando el mismo lenguaje. Para entender cómo y por qué esto es posible, requiere de un debate sobre las consecuencias de la Unidad.Hasta que lleguemos a ese punto yo simplemente afirmo que mi forma de interactuar con el cuerpo físico de todo el mundo en mi experiencia de vida refleja la forma en que yo interactúo con el mío. Ahí está la Unidad de todo. 

  

Entonces, ¿cómo puedo realmente recibir la comunicación de mi cuerpo? 

  

Digamos, por ejemplo, si estoy caminando y me golpeo mi rodilla derecha. Ya no digo: "¡Uy, qué torpe" o "tuve un accidente". Ahora sé de inmediato que el universo junto con mi cuerpo, y a través de él, está trabajando estrechamente para comunicarme algo a mí acerca de cómo mi pasado está afectando en mi experiencia del momento presente. Si me interesa, porque no siempre tengo que estar interesado, entonces me diagnostico el caso de la siguiente manera: 

  

Primeramente miro el evento físico. Me di un golpe la rodilla derecha. Por lo tanto, es una cuestión de necesidad relacionada con mi lado masculino. Esto tiene muy probablemente sus raíces en un sistema de creencias improductivas o autodestructivos que fabrico con respecto a mi relación con mi padre que ahora es necesario que integre. Entonces puedo mirarlo mentalmente. Para tener una mejor idea de lo que este sistema de creencias es en realidad, examino lo que estaba pensando justo antes y justo en el momento en que me di un golpe en mi rodilla. Estos pensamientos identificarán la percepción incorrecta o el sistema de creencias de que estoy sosteniendo y que no me está sirviendo. Para integrar esta experiencia emocional, simplemente recuerdo la emoción precisa que tuve durante todo el incidente. En otras palabras, ¿cuál fue mi drama emocional? Si yo estaba enojado, entonces el problema es uno que involucra la ira hacia mi padre como resultado de algo me di cuenta me hizo a mí, o de enojo hacia mí mismo por haberlo permitido. Si tengo susto, eso se relaciona con el miedo. Si he derramado lágrimas que se refiere a la pena. En un nivel más profundo si quiero llegar a una integración espiritual, entonces a continuación examino por completo este escenario con respecto a mi relación con Dios como mi Padre Espiritual. 

  

Después de haber establecido este acuerdo con el universo de cómo me comunico con mi cuerpo, esto me da poder. Ya no tengo que ir a un completo desconocido con el fin de averiguar cuáles son los procesos de pensamiento y emociones que no me sirven ya y que el estado de mi cuerpo refleja simplemente y con precisión. Este es el lenguaje que mi cuerpo habla ahora y estoy aprendiendo más de sus palabras todos los días. También me ahorra la medicación que sólo sirve para suprimir los síntomas.Yo rara vez uso medicación, porque después de haber creado un canal de comunicación con mi cuerpo, luego alimentar a supresores del síntoma no es diferente a la colocación de una orden de silencio sobre ella. Eso sería negar mi acuerdo con el universo sobre mi cuerpo. Sin embargo, puedo también  adoptar una postura con compasión y abrazo antes la misericordia sobre el sacrificio, así que en ocasiones uso medicamentos para aliviar el sufrimiento que la experiencia a través de mi cuerpo causa hasta que pueda integrar lo que ese malestar tratar de traer a mi atención. Sin embargo, esto es raro. En definitiva, es la excepción y no la regla. 

  

Sin mi cuerpo físico, no estaría aquí, ahora, en el plano físico, mental y emocional y por lo tanto no tendría la oportunidad de auto-realización y servicio. Sin mi cuerpo, estaría a la deriva en el tiempo y no tendría ningún punto de enfoque para traerme de vuelta en el momento presente. 

  

Algunos lo toman como verdad que la única razón que se nos da una experiencia de vida física, mental y emocional es que tenemos la oportunidad de desarrollar y servir a Dios. Esto también es una de mis verdades. Por tanto, mi cuerpo es mi templo. Una vez que he establecido un medio de comunicación con él, éste sirve a mi viaje espiritual en el que refleja mi pasado no integrado y así me ayuda a integrar lo que me está distrayendo de entrar plenamente en el momento presente. Como tal, es el altar de mi vida; me muestra lo que necesito "cambiar" (juego con altar y cambiar) acerca de mi experiencia emocional, mental y física para recuperar plenamente presencia. 

  

Como tal, mi cuerpo es un siervo obediente y el vehículo. Hacerse presente dentro de él es el punto de partida de mi viaje en el momento presente, que es el único lugar en el que puede se puede lograr el recuerdo de Dios.

CHAPTER 16: BODY TALK

 

 

I seldom use medication

Because from my experience

This is like placing a gag order on my own body.

 

 

            Our breath is one of the most loyal and helpful friends we have in the physical world because of its power to quickly bring our attention into the body and hence the present moment. Our breathing always takes place in the present moment. There is no breath in the past and there is no breath in the future. Remove the breath altogether and there is no life experience in the physical, mental and emotional realm for any of us. To quickly bring our attention into the present moment all that is required is to focus our attention on our breathing. By not pausing, or by consciously connecting our in-breaths and our out-breaths, we can then anchor ourselves in the present moment for as long as we choose. Another wonderful power related to the breath is that you cannot simultaneously breath calmly and be afraid. If you meditate on these two aspects of the breath for a moment it will become very clear to you that there is much to be gained by tuning into and mastering your relationship with the breath.

 

I will always be grateful to Kevin Costello for introducing me to consciously connected breathing because it is the one tool that has single-handedly enabled me to begin re-entering my physical body. There is a whole world ‘out there’, but until we begin to experience our inner presence by anchoring ourselves ‘in here’, we cannot make any sense of it.

 

For the purposes of this discussion I am not going to focus on the breath as a means to activate presence because this is covered completely in THE presence PROCESS. Instead I am going to focus on the vehicle that contains it: the body.

 

A powerful attribute of the body is that it does not think and therefore is more present than we are when our attention is straying off into time. What do I mean by when our attention is straying off in time? Simply this: when we are thinking about something that is going to happen tomorrow, or something that already happened yesterday, then we are not here, now, we are in a mental and emotional place called ‘time’. We spend most of our life experience adrift in this place and as a consequence spend most of our life experience out of the body. Living in this place called time is now an accepted habit and is considered ‘normal’ behavior. In fact it is encouraged. We are told to plan our life, yet we are not told to show up now. We accomplish this repeated escape from the present moment by using our attention and our intention. Our attention relates to what we are thinking about, while our intention relates to why we are thinking about it. Our entire illusionary experience of ‘time’ is created by the use of our attention and intention. The fact that we think anything real is happening while we inhabit this place is called being delusional.

 

The condition in which we find ourselves today is that to be a part of what humanity calls the civilized world requires that we spend most of our life experience out of body. We spend most of our life experience thinking our way through the endless mind-field. This is a behavior that happens quite independently of the physical body but is nevertheless reflected in its moment to moment condition. The body cannot be ‘out of body’, but we can and do spend most of our experience ‘missing in action’. The body is intelligent beyond our present comprehension but it uses this intelligence to act in the present moment, not to ponder on yesterday or project into tomorrow. It acts simply as a mirror, revealing the sum consequence of our every unfolding thought and emotion. Because the body does not contemplate on the past or project into the future it is therefore always in the present moment mirroring symptomatically where our thoughts and emotions are in time. The body simply responds physically and chemically in each moment to our thoughts and emotions and therefore our feelings about ourselves and our attitude towards being in this world. In this sense the body is an ongoing reflex to what we consciously and unconsciously embrace as our truths. This makes our physical body a very reliable barometer of what is really going on with us as we drift habitually in and out of time. We can read our own body like a book.

 

There are entire sciences or ‘agreements’, as I prefer to call them, based on the concept or reading the body, from Iridology to Reflexology to Palmistry. Most parts of our body, like our hands, feet, face, forehead and ears can be read and viewed as fractals representing the state of the whole. Understanding how this is possible and how it works is best communicated by metaphorically seeing the body as a hologram. A hologram is a three dimensional image created solely of light. The profound thing about a hologram is that if you take any part of the image and blow it up to full size it will appear identical to the complete and original image from which the part was taken. In other words, every part of a hologram is identical to the whole image, even though it may look different and unique when viewed simply as a part of the whole. In this respect any part of our body can be elected as a representative of the whole if we understand how to read it as such.

 

Years ago through the observation of my own symptoms and those of others I started integrating that, just like the universe on a daily basis, my body was talking to me. Through observation and experience it became clear that my body’s symptoms were manifesting as a way of gaining my attention; it was trying to bring my attention to what I was unconsciously thinking and feeling. Most of these unconscious thoughts and feelings were related to the past or the projected future, but my body was recording their effects in the present moment so that I could observe them as tangible physical events. Hence THE PHONETIC LANGUAGE’S interpretation of the word ‘symptom’ is some time. According to this definition ‘symptoms’ are simply pieces of time we have not yet integrated being mirrored in our body right now. This is another reason why it is not necessary to journey back into time to know what is going on with our emotions and our thought processes. All we have to do is read the body as it is now. This is simply a process of learning our body’s language.

 

Most of us have heard the term ‘body language’. This is a term that refers to the ability to read another person’s physical, mental or emotional state of being by their body position and posture. There are many healers that have taken this a step further by using physical body symptoms to do mental and emotional diagnosis in order to ascertain the spiritual causes of ailments. I embrace this approach completely as I use it myself. However, I do have some issues to take up with these healers and their approach.

 

Firstly, their insistence that they are accessing the ‘spiritual’ causes of symptoms. It is my understanding that Spirit is that part of us that was created by God and by consequence is eternal, unchanging, perfect, Whole and One. In this light our Spirit doesn’t ‘cause’ anything and is not changed by anything that happens in our physical, mental and emotional experience. For this reason, and also by taking THE PATHWAY OF AWARENESS into account, I prefer to access the emotional causes to all symptoms. Of course I am just being a Leo here. If we believe we can alter what God created perfect we are of course entitled to our beliefs.

 

I also struggle to understand how some of these practitioners correlate some of their listed symptoms with their associated diagnoses. But this is okay, this is not the issue I have with their approach. It is okay that I do not understand how they correlate their symptoms and causes because I do not have to understand how and why these methods of diagnosis work for these specific practitioners. These are after all simply agreements that these practitioners have made with the universes as to how they read their own body language, and hence how they read all other bodies that appear in their life experience. These agreements are valid for them, and for us, but only if we choose to establish the exact same agreement with the universe.

 

Where I do place my next issue is when these particular healers prescribe their diagnosis technique as being THE TRUTH for all relationships between body symptom and cause. Then they bring out a book saying ‘these are the causes of these following symptoms’. This is where I feel they are missing the point completely and not integrating the highly flexible and personally reflective nature of our experiences in this universe. They are not integrating that we all see exactly what we are looking for. We all see what we embrace as our truth. What they are not ‘getting’ is that their system of diagnosis is their truth. Just because it works for them does not make it a universal TRUTH. It only becomes true for us if we consciously adopt their procedure as our truth too. If we choose a different agreement with the universe regarding what our symptoms are telling us about our thoughts and emotions, then that will work for us as efficiently as their personal agreement works for them. You see God is smart, He designed this simulated experience in such a way as to give everyone an opportunity to be right! This is what makes Him so righteous.

 

In other words, what I am stating is that Freud and Jung only became ‘high priests’ of the psychoanalysis religion because most people are generally quite lazy, gullible and are suffering from a distinct lack of personal initiative. Especially those prone to the fields of psychiatry and psychoanalysis; they like to sit around all day and chat, to charge handsomely by the hour and to ensure that their analytical approach entails at least a few years of their patients dependence. Freud and Jung made this type of career possible for many.

 

The pitiful predicament is that instead of being taught how to seek out and make their own agreements with the universe, many people who are interested in a life of service get steered by our educational establishments into a life of following others. They end up discarding their own minds in favor of embracing the mindset of Freud or Jung, or someone else who has established a workable agreement with their experience of the universe. Freud and Jung saw exactly what they were looking for, so did Einstein, so did Newton and so did Gandhi. And in that vein, so do I. It doesn’t make it THE TRUTH; it simply makes it a workable agreement.

 

Within this simple integration lies both the power and the impotence of humanity. The power is only activated by making the effort, by being curious and brave enough to establish our own agreements. Only in this way can we have our own experiences of life. Only in this way can we truly BE alive. By blindly embracing other’s agreements we simply walk their path. As Don Juan told Carlos Castaneda, “No matter which path we choose, we begin nowhere (now here) and we end nowhere (now here). The only question is: do we choose a path of heart, or not?” Those who blindly walk another’s path might ‘get a-head’, but they cannot have heart. They can have a spectacular mind, but they will miss the beautiful touch of life. They can analyze and discuss the validity of the another’s path until the end of time, but they cannot taste the courage of their own convictions. They can do life, but they cannot BE alive. By following another’s path they will never be able to proclaim, as Frank Sinatra sang it, “I did it my way.”   

 http://www.youtube.com/watch?v=6E2hYDIFDIU

Oh yes, I do have one more issue about healers and their means of diagnosis. And as I write this let me also state that I am using the word ‘issue’ deliberately. Firstly because we are dealing with symptom diagnosis, and secondly because its fun to say it with my tongue firmly imbedded in my cheek. My third issue is that I have also heard and read that many practitioners have divined their systems of body symptom diagnosis psychically, or through channeling, which I can also accept. Jean Holland, whom I mentioned in the introduction to this book, is a channel. So I have no ‘issues’ with authentic channels.

 

My reservation with the approach of divining symptom diagnosis techniques psychically or through channeling is that it is dis-empowering for the rest of us ordinary folk because we have to rely on their psychic insight or take their ‘channel’s’ word for it. It makes the foundation of their diagnosis technique somewhat mysterious, which again puts up the barrier of us not being able to apply it through our own understanding. We are simply being asked to accept his or her ‘knowing’. There is no ‘good’ reason to be mysterious about anything. Mysteriousness is the art of ‘hiding’ stuff in order to retain superiority or to manipulate. Or, because we ‘made it up’ and therefore cannot explain how we got from point a to point b. Advocating mystery is no different to advocating segregation. There is no mystery in Oneness and there is no Oneness in mystery. Religions rise and fall upon the precarious nature of such blind belief tactics. So do our egos.

 

Okay, so I have had my little poke and prod at healers, psychiatrists and psychoanalysis in general and hopefully you can taste the humor flowing through it all. If not, you are obviously a very serious healer, analyst or facilitator. Unfortunately God cannot help us with ‘Self-importance’.

 

Let us now return to the discussion about the magnificent physical body with which we have adorned our Spirits in this universe and begin opening our minds to the endless possibilities of establishing a means to communicate with it. Personally, when approaching such a task, I prefer embracing the obvious and have therefore developed a process of body symptom diagnosis that is founded on common sense, metaphors and THE PHONETIC LANGUAGE. In other words, nothing new. Because this is about my body, which I am inclined to take far too seriously, I also incorporate a healthy helping of fun: an inevitable consequence of THE FUN-NETIC LANGUAGE! My system is easy to understand and once you get it, it makes common sense. What’s more it is not new because we use it unconsciously everyday in our manner of speech. Again, let me be clear that my system is not THE TRUTH, it is simply my agreement with the universe as to how I choose to communicate with my body and therefore with all the bodies that appear in my life experience. So this is it:

 

My agreement with the universe about how I communicate with my body and all other bodies in my experience states that everything I experience around, on or in my body is my body deliberately communicating with me. As with my interactions with my outer world, there are no accidents when it comes to my body. Every event and circumstance involving my physical body has meaning and happens deliberately. This includes every ache, pain, scratch, seemingly accidental bump or itch. No event or experience is excluded from this new agreement with the universe. I therefore cannot choose to be selective about when my body is communicating with me and when it is not. If I am being selective it is because I am not ready to deal with the information yet, or that I simply don’t want to know. Or, it is because I am unconscious and adrift in time to the point that I have forgotten that I even have an agreement with the universe about how to communicate with my body.

 

Let me now explain to you the basics of how I actually read my body. Once you ‘get it’, if you enjoy it, you can tailor-make a dialogue with your own body and the bodies around you according to the way you use common sense, metaphors and phonetics. Once you have made an agreement with the universe as to how you intend to communicate with your body this arrangement will be installed accordingly. Not only will you be able to communicate with your own body, but as I have already written, this agreement with the universe will also allow you to communicate with all physical bodies in your life experience. If you are a practitioner in the healing arts your client’s bodies will automatically speak to you in line with your agreement with the universe. You will therefore be able to read them like books.

So, according to my agreement this is how I read my body:

 

The front of my body represents the future and the back the past. The right half of my body is my male side, which relates to father/brother issues on one level and issues with God on another. The left side of my body is my female side and relates to mother/sister issues on one level and issues with The Goddess on another. My legs in general are related to how I am metaphorically walking my path through life. My arms in general are related to my life’s purpose or work. My stomach area relates to how I am digesting the experiences that I am having in my life – as in whether I can stomach something or not. My chest area is always about the heart of the matter.

 

My backbone is related to how supported I am feeling in the world or how I am supporting myself in the world. The lower part of the back relates more to root physical issues like survival, or money, whilst the higher part of the back relates to more emotional-based issues like my emotional support systems and my ability to receive unconditional love. My solar plexus relates to issues around personal power and authority. The area directly in front of my heart represents my ability to give unconditional love while the area between my shoulder blades represents my ability to receive love.

 

The area between my shoulder blades is also where I keep ‘all my garbage’ because no matter how much I turn around I cannot see it. Between my shoulder blades is also where my compost is for growth. When I deal with my garbage and turn it into fertile compost it is in this area that my wings metaphorically sprout and spread so that I can fly.

 

My shoulders are related to how I am carrying myself in the world, or whether I am choosing to carry the world. My neck area is related to my voice and how much I am prepared to stick my neck out for what I embrace as a truth. My face represents the masks I wear or the faces/masks I am showing my world. My face also represents how I see myself.

 

Then we can get more specific. My feet are related to how ‘down to earth’ I am and issues around being grounded. My calves are about childhood issues because a calf is the child of a cow. My shins are related to things I shun. My knees are related to areas of neediness. My hips are related to how flexible I am in the world – or how hip I am. My anus is related to how I am dealing with my shit, so to speak. My urine will always reflect the state you’re in. My sexual organ relates to my issues around potency or impotency, as well as to issues around creativity.

 

Each of my fingers is related to the names already given them. My thumbs are related to approval issues, as in ‘thumbs up’ or ‘thumbs down’. My pointing finger is related to issues around blame or accusation or diffusion of responsibility. My middle finger is related to reaction, anger or profanity, as in ‘giving someone the finger’. My ring finger is related to issues surrounding loyalty, relationships and commitment. My little finger is related to issues of self-esteem. My nails are related to being nailed on any of the issues according to which finger it is.

 

My wrists are related to risks. My elbows are related to effort and determination around my purpose or work, as in ‘elbow grease’ or ‘to elbow out the way’. My shoulders are about ‘putting the shoulder to the wheel’ or ‘carrying the world on my shoulders’. My neck can also be related to issues of ‘being a pain in the neck’, or courage and conviction, as in ‘sticking my neck out for something’.

 

My lips and tongue are to do with my speech and my word use. My lips are also about mood and therefore emotional content, as in smiling or sulking. My ears are about hearing and my ability to listen to what I hear. My nose about things “I knows”, or that “I don’t want to knows”. My eyes are about the way I look at my world and how I choose to see it, or the way I choose not to. My teeth are related to how I am biting into my reality, as in ‘biting off more than I can chew’. Like my fingers each of my individual teeth tell a story according to their accepted names, as in my wisdom teeth or my eye teeth. My sinuses are about inner crying. My sinuses tell me if I am holding back emotions that I would be better off releasing. For repressed tears the sign is sinusitis. (Try saying that really fast ten times!)

 

Itching is related to unsatisfied desires. Scratches are related to superficial issues that are just breaking the surface, while actual wounds that draw blood are related to surfacing emotional traumas. Bruises are related to emotional issues that are just beneath the surface and broken bones symbolize serious breaks in my experience related to whatever area of the body they occur. Scars are just that.

 

So this gives you a basic understanding of the vocabulary I share with my body. I want to again be clear that I am not stating that this is what it is for everyone. That would be to miss the point of ‘making agreements with the universe’. What I am saying is that this is how I have arranged the communication between the body I am in and myself. It is an agreement and once the agreement is made I live by it. So does my body and this enables us to have a conscious relationship with each other based on clear and quite often humorous communication. Because I have this agreement with the universe about how I communicate with my body it also allows me to read other’s bodies using the same language. To understand how and why this is possible requires a discussion on the consequences of Oneness. Until we get to that point I will simply state that my way of interacting everyone’s physical body in my life experience mirrors the way I interact with mine. Therein is the Oneness of it all.

 

So how do I actually receive communication from my body?

 

Say for example if I am walking along and bang my right knee. I no longer say, “Oops, I was clumsy” or “I had an accident”. I now know immediately that the universe together with and through my body is working intimately to communicate something to me about how my past is impinging on my present moment experience. If I am interested, because I don’t always have to be interested, I then diagnose the event as follows:

 

I first look at the physical event. I banged my right knee. So it is an issue of need related to my male side. This will most likely be rooted in an unproductive or self-destructive belief system I manufactured regarding my relationship with my father that is now calling to be integrated. Then I can look at it mentally. To get a better idea of what this belief system actually is I examine what I was thinking just prior to and exactly in the moment I banged my knee. These thoughts will identify the incorrect perception or belief system that I am holding onto that is not serving me. To integrate how this experience emotionally I simply recall the precise emotion I displayed throughout the incident. In other words, what was my emotional drama? If I was angry, then the issue is one that involves anger towards my father as a result of something I perceived him doing to me, or anger towards myself for having allowed it. If I got a fright it relates to fear. If I shed tears it relates to grief. On a deeper level if I want to reach a spiritual integration I then examine this whole scenario with respect to my relationship with God as my Spiritual Father.

 

Having set up this agreement with the universe about how I communicate with my body self-empowers me. I no longer have to go to a complete stranger in order to find out what the thought processes and emotions are that aren’t serving me since the state of my body simply and accurately reflects them. This is the language my body now speaks and I am learning more of its words every day. It also saves me on medication that only serves to suppress the symptoms. I seldom use medication because after having set up a channel of communication with my body, to then feed it symptom suppressers is no different to placing a gag order on it. That would negate my arrangement with the universe about my body. However, as I also compassionately embrace the stance of mercy over sacrifice, I will on occasions use medication to ease the suffering I experience through my body until I can integrate what it is the discomfort it trying to bring to my attention. However, this is rare. It is definitely the exception and not the rule.

 

Without my physical body I would not be here, now, in the physical, mental and emotional plane and thus having this opportunity for Self-realization and service. Without my body I would be adrift in time and have no point of focus to bring me back into the present moment.

 

Some take it as their truth that the only reason we are given a physical, mental and emotional life experience is so that we have an opportunity to realize and serve God. This too is one of my truths. Therefore my body is indeed my temple. Once I have established a means of communication with it, it serves my spiritual journey in that it accurately reflects my unintegrated past and so assists me to integrate what is distracting me from fully entering the present moment. As such it is my living altar; it shows me what I need to ‘alter’ about my emotional, mental and physical experience to fully regain presence.

 

As such my body is an obedient servant and vehicle. Becoming present within it is the starting point of my journey into the present moment, which is the only place in which the remembrance of God can be achieved.